Cronica de una lucha contra el desalojo

Vecinos del Barrio Sexta denunciaron represión por parte de policía en el marco del desalojo de un predio ubicado en Esmeralda y La Paz. El hecho ocurrió el martes por la mañana, cuando los vecinos observaron la llegada personal policial para desalojar a las familias que se encuentran dentro del lugar.

Delfina, vecina del lugar, en diálogo con Seamos Libres, comentó que la represión comenzó cerca de las 9 de la mañana. “Estuvieron tirando gas pimienta y balas de gomas, porque hay familias dentro del predio resistiendo y están solas”, comentó respecto al accionar policial y agregó: “Somos vecinos, somos trabajadores y lo único que estamos haciendo es defender nuestro techo”.

El terreno en cuestión forma parte de un proyecto de transformación de la Ciudad Universitaria de Rosario (CUR), anunciado en febrero de este año por el gobernador, Miguel Lifschitz. El plan prevé, un reordenamiento urbano del sector, que incluye la construcción de la Avenida de la Universidad (calle Beruti), que conectará la CUR con el centro de la ciudad, desde Cochabamba hasta bulevar 27 de Febrero. Además de la construcción de 321 viviendas y la relocalización de unas 300 familias.

En ese sentido, Guillermo, vecino del barrio, aseguró que son “ocupantes originarios” de los terrenos. “Quieren desalojar por la fuerza a familias que están ejerciendo un derecho de posesión histórico”, expresó.

“Le tiraron gas pimienta a menores, y a mujeres embarazadas para irrumpir una propiedad privada que está bajo una medida de amparo. Cómo está en litigio la tierra ellos tienen papeles con tinta fresca, nosotros tenemos las partidas de nacimiento de más de 90 años en el barrio, porque es un barrio que se construyó con los trabajadores del puerto y ferroviarios donde no era nada. Por eso nosotros somos ocupantes originarios”, explicó el vecino que también integra el grupo “La Sexta Resiste”, creado recientemente para hacer frente a la problemática.

Semanas atrás, los vecinos se habían movilizado hasta la puerta de entrada de La Siberia, denunciando estos intentos de desalojo e intimidaciones. Según comentaron en aquella oportunidad, unos 70 policías desembarcaron en el barrio para realizar mediciones y estudios de suelo y los amenazaron diciendo que si intervenían en la actividad “los iban a cagar a palos”.

Por su parte los vecinos aseguran que no se oponen a la realización de obras, siempre y cuando se lleven a cabo en los espacios verdes: “No estamos en contra de que hagan viviendas. Pero ya hubo desalojos anteriores donde supuestamente iban a hacer obras, y ahora hay campos y plazas. Que hagan las casas, o lo que tengan que hacer con la facultad dentro de los espacios verdes. A lo que sí nos vamos a oponer es a que toquen una familia para poder construir un edificio. Lo que vamos a proteger primero es el derecho de esas familias, no otra cosa”, comentaba semanas atrás, Emanuel, integrante de la Sexta Resiste.

 

Por: Nacho Cagliero

Radio Online:

Suscribite a nuestro Boletín

Aire Libre en Instagram

RSS Agencia de Noticias FARCO