¿Un fertilizante para Mauricio Macri?

Con la soberbia ignorancia a que nos tiene acostumbrados, quien se supone que fue elegido por su capacidad de gestión en beneficio de la ciudadanía, ha vuelto a demostrar su complicidad con los crímenes ambientales. A su amistad con la multinacional Barrick Gold especialista en derrames de cianuro sobre el río Jáchal, sumada a “favores” hacia los lobbys que ponen en suspenso indefinido la Ley de los glaciares; la semana pasada Macri se atrevió a calificar de “irresponsable” el fallo que impide la fumigación con agrotóxicos en las inmediaciones de las escuelas primarias entrerrianas.

¿Un presidente constitucional puede tratar de esta manera despreciable a un fallo de la justicia? Nos parece que no. También nos parece que esta persona que debemos sufrir como presidente confunda “pesticidas agrotóxicos” con “fertilizantes” nos debe hacer reflexionar en profundidad para elegir gobernantes que privilegien la salud de los argentinos por sobre las especulaciones de los negociados neoliberales de la Sociedad Rural y de los que pretenden avasallar nuestros recursos naturales con el extractivismo.
Nuestro voto debe ser un fertilizante para la democracia.

Radio Online:

Suscribite a nuestro Boletín

Aire Libre en Instagram

RSS Agencia de Noticias FARCO