Nicolás Guillén, ¿creador de la cumbia villera?

De “Doña María” a “Sos un botón”

El poeta cubano Nicolás Guillén estuvo dos veces exiliado en Argentina: durante el primer gobierno de Perón y durante el gobierno de Frondizi (habría que entrevistar a “Chiche” Gelblum sobre cómo fue posible esto: su padre entonces era tesorero del PC (1) y a su casa llegaban todos los perseguidos políticos que venían a Buenos Aires).
Durante su segundo exilio argentino, Guillén publicó “La paloma de vuelo popular” en 1958 en una editorial fundada por dos republicanos españoles, editorial Losada. En esa esencial mini antología del cubano hay varios poemas que luego fueron musicalizados en la década siguiente por distintos músicos sudamericanos. También está incluido el poema “Doña María”:

Doña María

¡Ay, pobre doña María,
ella que no sabe nada!
Su hijo, el de la piel manchada,
a sueldo en la policía.

Ayer, taimado y sutil,
rondando anduvo mi casa.
¡Pasa! -pensé al verle- ¡Pasa!
(Iba de traje civil.)

Señora tan respetada,
la pobre doña María,
con un hijo policía,
y ella que no sabe nada.

Poco más de 40 años más tarde, un músico argentino sin formación académica (y que seguramente entonces no había leído el poema de Nicolás Guillén escribe sobre otro traidor que acepta reprimir a sus vecinos a cambio de un sueldo y un uniforme. Pablo Lescano escribió “Sos un botón”, canción inicial de la cumbia villera y que lo convirtiera con “Damas gratis” en uno de los músicos más importantes y populares.

De esta manera invitamos a todos los que gustan de la cumbia villera a leer la inagotable obra de Nicolás Guillén.
(1) PC no es la abreviación de Personal Computer sino de Partido Comunista.