Baigorria, capital del urbanismo extractivista

Entrevista a Gabriela Venturi/Baigorria Verde

Como ya dijimos varias veces en el Barrio Infinito, la economía neoliberal extrae las riquezas que nos van quedando del mismo modo que los primeros colonialistas europeos. Aunque ya no vienen con la cruz, el caballo y la pólvora; sino con el cuento del “progreso”. Progreso que beneficia a unos pocos y usurpa espacios públicos.
Al no tener puerto ni fábricas contaminantes, la ciudad de Granadero Baigorria es uno de los pocos lugares donde por poco tiempo se puede disfrutar en una caminata cotidiana el paisaje donde la llanura se encuentra con el río. Decimos por poco tiempo, porque ya están aprobados distintos proyectos que usurparan ese paisaje público para convertirlo en propiedad privada de unos pocos.
Esta mañana entrevistamos a Gabriela Venturi, integrante de Baigorria Verde.
¿Es posible desarrollar proyectos de esta envergadura sin que haya un Plan Urbano que contemple la historia y la relación entre los pobladores y el medioambiente?

¿Cuál es la opinión de Baigorria Verde acerca de estos megaproyectos inmobiliarios que se realizaran en Baigorria?

Nada sucede por casualidad en una ciudad como Granadero Baigorria, que pudo construir su municipalidad y parte de su iglesia con dineros aportados por la organización mafiosa Zwi Migdal, dedicada a la explotación sexual de mujeres esclavas. Esta es una de las historias que como tantas otros, muchos quieren ocultar.

Radio Online:

Suscribite a nuestro Boletín

Aire Libre en Instagram