Conectate con nostros

Autobombo

Mil horas

Las radios comunitarias de Rosario y la región destinaron más de mil horas a contenidos educativos durante la pandemia.

Por Félix García Colombi

Son las radios comunitarias y populares las que rápidamente se pusieron al servicio del pueblo. En tiempos de pandemia, las comunidades educativas se vieron imposibilitadas a desarrollar con “normalidad” la vida cotidiana en la que las y los maestros construyen conocimiento desde la escuela con las y los niños y junto a sus familias. Y en ese contexto estuvieron las radios comunitarias con la tradición de construir desde la comunicación popular.

La FM 91.3 Aire Libre Radio Comunitaria desde el barrio Villa Urquiza, en la zona oeste de Rosario; la FM La Hormiga desde el sur de la ciudad, en el barrio de Tablada; la primer radio comunitaria de una comunidad indígena en la ciudad es la FM 94.5 radio Qadhuoqte (pueblo Qom), en Empalme Graneros, al noroeste de la ciudad; y la FM Poriahjú de Capitán Bermúdez, en el barrio Copello, son algunas de las tantas radios que se sumaron a la iniciativa.

Todas las radios comunitarias son gestionadas por sus comisiones, comunidades y sus trabajadores.  Todas ellas tienen profundas raíces en sus barrios, en su relación con instituciones barriales y comunitarias. Todas tienen presencia permanente porque son parte del mismo entramado social que hoy permite que la Argentina siga conteniendo desde la solidaridad a los que andan descalzos en el frío, o con ruido en la panza porque no tienen nada para comer.

Desde hace más de veinte años se construyó en el movimiento de radios populares y comunitarias el Foro Argentino de Radios Comunitarias (FARCO), una red que hoy cuenta con cien radios asociadas en todo el país.

Las radios mencionadas forman parte de esta red y además de tener inserción en lo comunitario, contando lo que pasa con los vecinos y vecinas, construyen periodismo todos los días, donde en forma participativa con corresponsales en todo el país, producen el Informativo FARCO que emiten más de ciento veinte radios en todo el territorio nacional.

¿Por qué contar todo lo que explica la identidad de las radios comunitarias?

Quizás de esa manera se entienda por qué destinaron hasta la fecha más de mil horas a transmitir y producir contenidos educativos en tiempos de pandemia.

La pandemia trajo nuevos escenarios dentro de la labor docente: la falta de conectividad en muchos barrios; el no acceso a internet que hizo evidente el esfuerzo de las y los docentes para sostener la educación desde sus celulares; el trabajo incansable de los y las maestras para sostener el vínculo pedagógico con las comunidades educativas. Todo eso puso a la radio en un lugar protagónico, como medio participativo y accesible para multiplicar voces, sensaciones, palabras, experiencias y descubrimientos.

El 20 de marzo el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, convocó a una reunión virtual a referentes del sistema público de información como Radio Nacional y la TV Pública, junto a integrantes de redes de medios comunitarios. Ese día el presidente de FARCO, Pablo Antonini, en conjunto con los distintos integrantes de las radios comunitarias, se comprometieron a apoyar el programa “Seguimos Educando” propuesto desde el Gobierno nacional.

Desde el primer día, una a una las diversas radios comunitarias se fueron sumando a la emisión del programa destinado a difundir contenido educativo, modificando sus programaciones y abriendo canales de participación con las escuelas y sus comunidades.

No se hizo esperar el aluvión de mensajes, cuentos, adivinanzas, saludos. Incluso micros radiales editados y otros que necesitaron alguna ayuda para sonar mejor. Las voces de los niños y niñas ya habitaban las radios, pero esta vez fue especial: ante la imposibilidad de asistir a clases la radio sirvió para decirle a los docentes: “Seño te extraño, te quiero mucho”. Y de golpe, las y los que no hablaban en clases, hoy suenan en la radio.

La nota amerita un mayor desarrollo por las más de mil horas en que las radios comunitarias nos hicimos un poco escuela y las comunidades se hicieron radio. Pero seguimos estando presentes junto a las comunidades educativas produciendo contenidos y asumiendo el compromiso de la comunicación como un Derecho Humano, el acceso a internet como servicio esencial y el derecho fundamental a la educación. Y creemos que hay que seguir trabajando para que la radio siga estando.

Los medios comunitarios, cooperativos y autogestivos estamos peleando por un mayor reconocimiento y por el acceso a la pauta oficial. Y esa lucha se da mientras trabajamos día a día por sostener nuestros proyectos político comunicacionales que, no son ni más ni menos, que la razón de ser de nuestros medios, la necesidad de una comunicación en manos del pueblo.

No se puede luchar sin alegría y además la radio invita a imaginar y volar, por lo tanto para terminar pondremos a los “Abuelos de la Nada”,  bien fuerte para celebrar las MIL HORAS

Autobombo

Grabois en Aire Libre: “Me da mucha bronca cómo se distribuye la pauta, incluso en un gobierno popular”

El referente de la UTEP visitó Aire Libre en su paso por Rosario para la presentación del Plan de Desarrollo Humano Integral. Analizó la situación económica y social del país y apuntó contra la gestión de Alberto Fernández: “Se distribuyó mal la riqueza en este año de pandemia”.

Juan Grabois, dirigente de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP), arribó a Rosario para presentar el Plan de Desarrollo Humano Integral. La propuesta recopila los principales lineamientos a implementar para la Argentina de la pospandemia. Además el dirigente se mostró crítico de la gestión de Alberto Fernández: “No tengo claro el proyecto del polo en el que estoy”.

En declaraciones a Aire Libre consideró que la Argentina debe “cambiar la matriz neoliberal” que tiene el Estado y que trasciende a los gobiernos. En ese sentido consideró que se debe volver a apostar a los planes quinquenales, porque hay una necesidad de que las políticas económicas, sociales, culturales y educativas “se realicen de manera planificada y que no quede sujeta a la voluntad de un gobierno de turno”.

“Nosotros creemos que el plan debe ser federal en distintos proyectos de infraestructura social, de urbanización de barrios populares y de repoblamiento de algunos territorios que han sido despoblados durante los últimos 200 años”, expresó y agregó: “Hoy tenemos un país con el 93% de su población en sectores urbanos, muy hacinada y sin la posibilidad de acceder a una vivienda digna, cuando tenemos un gigantesco país lleno de territorio”.

Además se mostró crítico al gobierno de Alberto Fernández y su gestión de la pandemia: “Yo estoy en un polo y tiro para un lado. Pero no tengo claro cuál es el proyecto del polo en que yo estoy. Porque no hay proyecto, hay una serie de consignas y de principios que son muy valiosos pero que en sí mismo no constituyen un plan de salida a la miseria y postración en que está nuestro pueblo de hace mucho tiempo y con particularidad durante el Gobierno de Macri que nos endeudó de una manera sin registro histórico”.

Para el dirigente de la UTEP “se distribuyó mal la riqueza durante este año de pandemia” en la Argentina. “No solamente aumentó la pobreza sino también la brecha de pobreza. Hay más pobres, los pobres son más pobres, los ricos son más ricos, y la desigualdad aumentó”, señaló. “Eso es una responsabilidad que hay que atribuirle a este gobierno”, añadió.

En ese marco consideró que el gobierno debe apuntar a “calmar a la gente” dentro de este contexto complejo: “La gente se está poniendo mal y va a ejercer su legitimo derecho a la protesta aún con las restricciones”.

Por último, Grabois se hizo eco de algunos reclamos que vienen encarando las radios comunitarias, como la distribución de una pauta equitativa y federal: “Siempre siento que los están cagando, que no los reconocen ni como corresponde ni como dice la ley. Me da mucha bronca cómo se distribuye la pauta incluso en un gobierno popular”.

Seguir leyendo

Autobombo

Medios comunitarios y cooperativos se movilizan por una distribución de la pauta “equitativa y federal”

Este martes habrá una concentración en el Congreso para visibilizar la propuesta. Lucas Molinari, de Radio Gráfica y Farco, y Julio Delgado, de Fadiccra, analizaron el proyecto.

FOTO: Radio Grafica (FARCO)

Los medios comunitarios, cooperativos y autogestivos, en conjunto con distintas asociaciones, vienen impulsando una propuesta para federalizar y democratizar la pauta publicitaria oficial. En ese marco, este martes habrá una concentración en inmediaciones del Congreso de la Nación para darle visibilidad a la iniciativa. “Creemos que la pauta tiene que garantizar la libertad de expresión, el derecho a la información y el pluralismo informativo”, señaló Lucas Molinari, periodista de Radio Gráfica.

En declaraciones a Aire Libre, el referente de Farco, consideró que hoy en día no hay criterios claros de distribución en la pauta oficial. “El año pasado Perfil no solamente imprimió para el Gobierno sino que tuvo una de las pautas más grandes, pero a la vez, a sus trabajadores no les pagó el aguinaldo”, recordó. Respecto a la iniciativa, indicó que se  trata de doce puntos en donde se desarrollan los principales lineamientos, pero que significan el principio para pensar algo más grande: “Es una propuesta que no está cerrada y creemos que puede ser base para un proyecto de ley”.

Por su parte, Julio Delgado, presidente de la Federación Asociativa de Diarios y Comunicadores Cooperativos de la República Argentina (Fadiccra), aseguró que es una discusión que “viene de hace varios años” y analizó el escenario actual para que el debate prospere: “Hay una voluntad manifiesta del gobierno nacional de avanzar hacia una manera en la cual podamos tener un marco regulatorio diferente al actual para que podamos hacer una distribución de pauta publicitaria amplia, equitativa y federal como estamos planteando nosotros”.

No obstante, aclaró que “hay urgencias que son totalmente diferentes”. Para Delgado, a las dificultades que supuso la pandemia, se la suman cuatro años de un gobierno nacional en donde “se acotó absolutamente todo lo que es distribución de pauta, pero además se multiplicó por muchas veces los costos de explotación”. “Estamos hablando ya de 5 años pandémicos. Es necesario articular una discusión seria pero que se resuelva lo más rápido posible”, agregó.

Seguir leyendo

Autobombo

El Almacén de las Tres Ecologías cumple 6 años

Roberto García, referente del espacio, repasó la experiencia vivida en este tiempo y los desafíos que supone el futuro, en un contexto de pandemia: “No nos asustan las crisis”.

FOTO: El Ciudadano.

Este sábado el Almacén de las Tres Ecologías cumple su sexto aniversario y están previstas una serie de actividades y ferias celebrar la jornada. El proyecto consiste en un almacén donde se exponen distintas propuestas de la economía social, gestionado por distintas organizaciones sociales. Roberto García, uno de los impulsores del proyecto, realizó un repaso del trayecto recorrido y los objetivos a futuro.

En diálogo con Aire Libre, García recordó que el proyecto surge a partir de la experiencia en común, entre distintas organizaciones sociales, que decidieron comenzar a trabajar mancomunadamente. “Lo que sucede cuando hay este tipo de proyectos, donde los movimientos sociales nos anticipamos a las políticas de Estado y presentamos una posibilidad que antes no existía, se abren caminos que no estaban previstos. Y eso es lo que sucedió con el Almacén de las Tres Ecologías”, señaló.

Si bien la pandemia significó un golpe duro para los sectores comerciales, para las organizaciones que componen el Almacén se planteó como un nuevo desafío. “Si nos parió la crisis neoliberal de la década del noventa, está en nuestra genética política enfrentarnos a los problemas. Pero no nos asustan las crisis”

Este sábado desde las 16 a las 20.30 habrá una feria con productores de la economía social, y una radio abierta a cargo del periodista Sergio Rinaldi.

Seguir leyendo
Anuncio

Recibe las noticias en tu Mail

Centro de Educación Comunicación y Biblioteca Popular - Asociación Civil sin fines de lucro -